BIENVENIDOS

La idea de esta página, es reflexionar juntos acerca de la vida de la Virgen María. Descubrir el mensaje profundo que se esconde tras los textos bíblicos y otros. Por eso te invito a participar activamente. El enriquecimiento será mutuo. El mundo necesita que los cristianos maduremos en nuestra fe. Así el Reino de Dios será una realidad concreta hoy y ahora.

lunes, 30 de abril de 2012

Prayer to Mary for the Church today

Virgin MaryYou are the Church
Oh, Holy Mother of God, that you carried in your womb the seed of salvation, grant to look at you, feel what your heart felt, the heartbeat of life that lit thy womb!



Mary, You are the Church, because in your womb, God was born.

You are the matrix by which life emerged.

Full of tenderness your soul, you call us to live in that Mystery God incarnate.

Oh, Blessed Virgin Mary Church to which your Son calls us, you gather in the placenta that God created within you to live her new life with the precious blood of Christ, He sealed!

You gave your trust and then Christ was born.
Today the Church calls us to live your fullest.
Heart of the Church, thy womb conceived.
Jesus, the incarnate word, for it gave us life.

Oh, Holy Mother of God, that you carried in your womb the seed of salvation, grant that by looking at you,
feel what your heart felt, the heartbeat of life that gave birth belly!

Mother of all men,
Teach us to love as your heart loved.
Without knowing you were the Church when Jesus anointed Peter, you're the one who calls us to live in it, because Christ is the life God gave us.

How then do not love, Church, Mother of God, if you're into it this coming together around the table that God offers us?

Church, human and divine, who was born of woman, God's divine seed implanted.
Today you call us, Holy Mother of God, to be partners with our lives, so that the Church in all of us shine with the divine light that came from your womb.

Led by the Holy Spirit, accepted your condition, if the daughter of Salvation Church which the world had been renewed in each month of gestation.

Today the Spirit calls the church to hear the beating of the heart that led by faith, love and trust was allowed to drive to the door open for more than unconditional love and recognize the love of God.

PRAYER TO MARY by the Church today
Mother of God, your Self as the Spirit in you breath, the Church today, which of you was born guided by the Spirit matrix becomes salvation. Driven by the changes God says is offered renewed and grow in its simplicity able to listen to God who claims to be the matrix from which is born again salvation, the Word made flesh that God gave you to us. Virgin Mary, Mother of God, meets today in your womb drivers from the mundane and divine church to be reborn with the Holy Spirit in the Light that is the one Shepherd, Jesus who died and rose again.

Oración a María por la Iglesia de hoy

Oración a María por la Iglesia de hoy

Virgen María
Tu eres la Iglesia

¡Ah, santísima Madre de Dios, que en tu vientre llevaste la semilla de salvación, concedenos al mirarte, sentir lo que tu corazón sintió, los latidos de la vida que tu vientre alumbró!

María, Tú eres la Iglesia, porque en tu seno materno, nació Dios.
Tú eres la matriz por la que la vida salió.
Llena de ternura tu alma, nos llamas a vivir en ese Misterio que Dios encarnó.

¡Ah, santísima Virgen María, Iglesia al que tu Hijo nos llama, nos reunes en la placenta que dentro de ti Dios creó para que de ella vivamos la nueva vida que con la sangre preciosísima de Cristo, Él selló!

Entregaste tu confianza y Cristo entonces nació.
Hoy la Iglesia nos llama a vivir tu plenitud.
Corazón mismo de la Iglesia, tu vientre gestó.
Jesús, el verbo encarnado, por ella su vida nos dio.

¡Ah, santísima Madre de Dios, que en tu vientre llevaste la semilla de salvación, concédenos que al mirarte,
sentir lo que tu corazón sintió, los latidos de la vida que vientre alumbró!

Madre de todos los hombres,
enséñanos a amar como tu corazón amó.
Sin saber que eras la Iglesia, cuando a Pedro Jesús ungió, tú eres la que nos llama a vivir en ella, porque Cristo es la vida que Dios nos ofreció.

¿Cómo entonces no amarte, Iglesia, Madre de Dios, si en ella tu estás presente reuniéndonos en torno a la mesa que nos ofrece Dios?

Iglesia, humana y divina, que nacida de mujer, divina semilla Dios implantó.
Hoy nos llamas, santísima Madre de Dios, a ser partícipes con nuestras vidas, para que en todos nosotros la Iglesia resplandezca con la luz divina que de tu vientre surgió.

Llevada por el Espíritu Santo, aceptaste tu condición, de ser Hija de Salvación, Iglesia que al mundo venía renovada en cada mes de gestación.

Hoy el Espíritu a la Iglesia llama a escuchar los latidos de ese corazón que llevado por la fe, el amor y la confianza se dejó conducir hacia la puerta que se abría para todos sin condición más que la de amar y reconocer el amor de Dios.

ORACIÓN A MARÍA por la Iglesia de hoy

Madre de Dios, que tu Sí dado al Espíritu que en ti soplo, la Iglesia de hoy, la que de ti nació guiada por el Espíritu se convierta en matriz de salvación. Llevada por los cambios que Dios señala se ofrezca renovada y crezca en su simpleza capaz de escuchar al Dios que clama ser la matriz desde la que nuevamente nazca la salvación, el verbo encarnado que por ti se nos ofreció Dios. Virgen María, Madre de Dios, reune hoy en tu vientre materno a los conductores de la mundana y divina iglesia, para que llenos del Espíritu Santo renazcan en la Luz que es el único Pastor, Jesús, el que murió y resucitó.

The heart of Mary, Mother of God

The heart of Mary, Mother of God
The face of the VirginPainting by Leonardo Da Vinci

Thought St. Vincent Pallotti

"My God!
I've created like you, that always works.
So, I am of a nature which always forces me to imitate you, well,
without ever admitting a real idleness. "

Reflecting on this thought of St. Vincent Pallotti, and the Virgin Mother of God, Our Mother, looking at his life and how little we know it, I feel that the words of St. Vincent are a true reflection of Mary's heart.

We know each other through the Gospels, the Virgin Mother of God, Mary had to face many times of trial and confusion. We also know that many times in his life, warned by God, had to drop everything and leave for uncertain courses.

We know that in these uncertain times, in the heart of Mary there was no hesitation. Rather, decision, act in accord with what God put in his heart to do. And made accordingly. Mary had a heart open to God, a reflective heart, a heart that was always ready. Mary knew how to listen to God and his heart always had full confidence in Him His certainty born of love that God worked in it.

Mary today we want to convey to all his children, because we are all her children, to be Jesus' brothers and sons and daughters of God, to trust God's grace.

She is our most perfect model. Mary never left room for leisure, as the saying that "the harms and annoys leisure and is the creator of all our evils." His days passed between household chores, helping her husband Joseph, breeding and care of Jesus, and his time devoted to God. In all his actions God was always first. He was always doing the will of God. And it always had a quiet time and introspection, meditation and contemplation. Prayer and listening. In the silence and privacy found its space to be with God. So Mary could do God's will, follow the marked trails.

Mary in her willing heart, in full confidence that the ways of God given to her, was his best way, and had acted according to them.

Mary did not have leisure. Despite the troubled times he lived to be the Mother of the Messiah and that it was always in danger as much as her son, Mary never lost sight of the importance of the meeting in intimacy with God. Amid the daily grind of having to go out at night running to keep Jesus safe from the clutches of Herod, was always the right time to be with God. And when there was silence, was in contemplation. He looked around every day and always look at that saw God doing. He always found the signals to move forward.

Mary teaches us that in the midst of tribulation, or the daily grind of our lives, we can also contemplate what surrounds us meet God. And do this in our hearts.

PRAYER TO THE HEART OF MARY

Let us pray to Mary in this difficult time and hostile, her heart will always be with us, and taught us to find at all times the Living Presence of God infinite love and grace be upon us all, to avoid idleness, build as inspiration in our hearts the Kingdom come true with us. That mediation before Christ leads us to live with the same intensity the intimate encounter with the love of God. Amen.

miércoles, 18 de abril de 2012

EL CORAZÓN DE MARÍA, MADRE DE DIOS


El corazón de María, Madre de Dios

El rostro de la Virgen
Pintura de Leonardo Da Vinci

Pensamiento se San Vicente Pallotti

"¡Dios mío!
Me has creado semejante a ti, que obras siempre.
Por eso, soy de una naturaleza que me obliga a imitaros siempre y bien,
sin admitir jamás una verdadera ociosidad."

Reflexionando sobre este pensamiento de san Vicente Pallotti, y sobre la Virgen, Madre de Dios, Madre Nuestra, mirando hacia su vida y lo poco que de ella sabemos, siento que las palabras de san Vicente son el fiel reflejo del corazón de María.

Sabemos sí a través de los Evangelios, que la Virgen, la Madre de Dios, María tuvo que enfrentar muchos momentos de tribulación y desconcierto. Sabemos también que en muchos momentos de su vida, avisada por Dios, tuvo que dejarlo todo y partir hacia rumbos inciertos.

Sabemos que en esos momentos inciertos, en el corazón de María no hubo vacilación. Sino, decisión, obró conforme a lo que Dios ponía en su corazón hacer. Y hacía conforme a ello. María tenía un corazón abierto a Dios, un corazón reflexivo, un corazón que siempre estaba dispuesto. María sabía escuchar a Dios y su corazón siempre confiaba plenamente en Él. Su certeza nacía del amor que Dios obraba en ella.

María hoy nos quiere transmitir a todos sus hijos, porque todos somos hijos de ella, al ser hermanos de Jesús e hijos e hijas de Dios, que confiemos en la gracia de Dios. 

Ella es nuestro modelo más perfecto. María nunca dejó lugar para el ocio, que como dice el dicho "el ocio daña y fastidia y es creador de todos nuestros males". Su día transcurría entre los quehaceres de la casa, la ayuda a José su esposo, la crianza y el cuidado de Jesús, y su tiempo de dedicación a Dios. En todos sus actos siempre primero estaba Dios. Siempre estaba el hacer según la voluntad de Dios. Y para ello siempre disponía de un tiempo de quietud e introspección, de meditación y contemplación. De oración y escucha. En el silencio y la intimidad encontraba su espacio para estar con Dios. Así María, podía hacer la voluntad de Dios, seguir los caminos por el señalados. 

María en su corazón dispuesto, en su confianza plena en que los caminos de Dios dados a ella, eran su mejor camino, hacía y actuaba conforme a ellos.

María no disponía de ocio. A pesar de los tiempos de tribulación que vivía por ser la Madre del Mesías y de que por esto siempre estaba en peligro tanto como su hijo, María jamás perdió de vista, la importancia del encuentro en intimidad con Dios. En medio del ajetreo cotidiano, de tener que salir en la noche huyendo para mantener a salvo a Jesús de las garras de Herodes, siempre encontraba ese momento justo para estar con Dios. Y cuando no era en el silencio, era en la contemplación. Miraba a su alrededor cada día, y en ese mirar siempre veía a Dios haciendo. Siempre encontraba las señales para seguir adelante.

María nos enseña que en medio de la tribulación, o del ajetreo cotidiano de nuestras vidas, podemos también en la contemplación de lo que nos rodea encontrarnos con Dios. Y llevar esto en nuestros corazones. 

ORACIÓN AL CORAZÓN DE MARÍA

Pidamos a María en este tiempo tan difícil y hostil, que siempre su corazón nos acompañe, y su hacer nos enseñé a encontrar en todo momento la Presencia Viva de Dios infinitamente amor y que su gracia descienda sobre todos nosotros, para que evitando el ocio, construyamos según su inspiración en nuestros corazones el Reino hecho verdad entre nosotros. Que su mediación ante Cristo nos lleve a vivir con la misma intensidad el encuentro íntimo con el amor de Dios. Amén.

lunes, 2 de abril de 2012

VIRGEN MARÍA DE LA ESPERANZA, LUNES SANTO PASCUA 2012

Virgen María de la Esperanza

Huida a Egipto, pintura de El Giotto

En esta pintura del Giotto, cuando debiste huir a Egipto para resguardar la vida del Salvador, no sabías a que te enfrentabas, y todo lo que te era conocido dejaste. Seguiste el dictado y el llamado de Dios en tu corazón. Madre de Todos los hombres, enséñanos a decir: ¡Amén!

Cuando nos toca en la vida resguardar en nosotros la fe,
Cuando nos toca en la vida sufrir, enséñanos a decir: ¡Pongo en Ti mi confianza, Señor!

Enséñanos a decir:
MADRE DE TODOS LOS HOMBRES
enséñanos a decir: Amén.

Cuando la noche se acerca,
y se oscurece la fe.

MADRE DE TODOS LOS HOMBRES
enséñanos a decir: Amén.

Cuando el dolor nos oprime
y la ilusión ya no brilla.

MADRE DE TODOS LOS HOMBRES
enséñanos a decir: Amén.


MADRE DE TODOS LOS HOMBRES
enséñanos a decir: Amén.

Cuando nos llegue la muerte
y Tú nos lleves al cielo.


MADRE DE TODOS LOS HOMBRES
enséñanos a decir: Amén.

¡Este es mi Grito a Ti, Madre de Dios, Madre santísima, Virgen María, la hija predilecta de Dios:                  "<<MADRE DE TODOS LOS HOMBRES
enséñanos a decir: Amén.>>"